Aviso:

M.R.M.S. no es una guía de senderos, es responsabilidad suya el realizar algo de lo aquí expuesto, si ese es su deseo, póngale sentido común e infórmese con todo detalle.

miércoles, 9 de agosto de 2017

Vivac a 3.398 Mts

                Un VIVAC de verdad como los que realizaba antaño con mis amigos Hugo, Rafa, Victor y Antonio, vivacs de todo tipo y en todos los sitios principalmente por Andalucía.
Realmente es un tema que desde hace una década tengo abandonado, lo mio en estos ultimos 7 - 10 años no pasa de una canadiense en un camping, así que tengo que dar las Gracias nuevamente a Fran e Isa por invitarnos tanto a Ana como a mi a pasar una noche en una de las cumbres más emblemáticas de nuestra península, con unas preciosas vistas a la vega de Granada.




La jornada la explico a continuación; salimos un Sábado camino de Puerto Real donde recogemos a Isa y Fran, la idea es ir en un solo coche e ir charlando y contándonos historias y vivencias hasta llegar a Granada.


Una vez llegamos a destino y aparcamos, partimos del Albergue Universitario y tiramos para arriba bien cargados de peso, ya se sabe, sacos, agua, comida, infiernillo, canadiense, esterillas, etc etc etc ( y mas cosas que creo que sobraban).




Subiendo, Ana es la que más se resentia, es o era normal, la menos habituada a andar y además con tanto peso. Para colmo yo nos se si por mimetismo o corporativismo me empezo a suceder igual, que no iba bien, me paso este dia con Ana y pocos días después con Alex.


En definitiva llegando a la altura de las "Posiciones", tomo la decision de que Ana y yo no tiramos para Los Machos sino que nos veremos en el refugio de la Carihuela, pues nuestra principal meta es pernoctar en la cumbre y esto de hacer tantos kilómetros e ir sufriendo ese dia iba a ser que no.




Sabia decision, llegamos al refugio, algo de comida, algo de descanso y a verlas venir. Llegan Isa y Fran que previamente vimos en la Laguna recogiendo agua; a continuación Fran y yo nos dirigimos al Puntal de Loma Pua y de aquí a Cima, donde poco a poco nos vamos acomodando y preparando el terreno para el montaje de las tiendas.



Muy cerca de aquí y en la cima vimos al Guarda a quien avisamos de nuestras intenciones, quien además nos da unos consejos y nos informa que por la mañana veremos llegar unas parejas de Alimoches ( y así fue ). Tambien vemos en la cumbre al Conservador del Parque que nos ofreces unos pastelitos "Piononos" de Santa Fe que nos supieron a gloria.



En fin todo poco a poco va tomando color y buen compás... había más gente en la cumbre, pero lentamente se va despejando y se quedó para nosotros solos, entre tanto, vimos como el Sol se fue ocultando entre las nubes y el horizonte y lentamente nos caía la noche mientras previamente montábamos las guaridas.



Una vez dentro calentamos alguna comida y nos íbamos avituallando, al poco cuando nos da por abrir una de las puertas, se nos presentó ante nuestros ojos quizás la mejor estampa y el mejor momento de todo el periplo, toda la Vega de Granada ILUMINADA, preciosa estampa y que mi compacta y yo no supimos plasmar para el recuerdo.



Ya poco a poco pasaban los minutos, Ana intento salir y se volvio a meter hacia frio, quizas 7 grados, yo sali y las manos se me helaban, Fran tambien lo hizo, estaban ellos de nosotros a una trentena de metros intente hacer alguna foto a las estrellas en manual y con tripode pero nada, andar por esos ancantilados tiene su cosa, ojito al llegar al hito que tiene buena caida y uno se despista.

Mas tarde llego un senderista con su perro y su saco para dormir a pelo y quizás rompió el hechizo de la  Noche (en fin el campo es de todos).



Y la noche transcurrió como era de esperar, comenzó a amanecer, no quedaba otro remedio, preparamos café, Fran e Isa se levantaron a la par nuestra no hizo falta que nos llamaran para ver salir el Sol, pues eso, café en mano y algo para comer y con guantes nos acercamos al hito a ver salir al Astro Rey y nos hicimos más fotos.



Ahora tocaba recoger, todo salió bien, mientras tantos los Alimoches acuedieron a su cita justo cuando nos íbamos, vinieron a saludarnos y a despedirse a la vez.


Comenzamos la bajada y esta vez elegimos otro sendero, totalmente diferente tanto para bajar de la parte alta del Veleta como para bajar a la Hoya de la Mora.

En poco tiempo, muy poco, lo que nos costó tanto subir, apenas nos costo nada bajar, salvo algún mal paso por algún barranco.



Al llegar a los aparcamientos, desayunamos en el Bar y emprendimos el camino de vuelta a casa, entre tanto prueba ciclista en la zona y llegando a Cadiz, vemos el clima que algo raro pasa y no es otra cosa que el incendio de Doñana. 

En fin, nos despedimos de Fran e Isa, le agradecemos su invitación y como suele ser en estos casos nos emplazamos a otra jornada futura no muy lejana en el tiempo, que esperemos que no sea muy tarde.




Y este es el fin de esta historia que yo ya intuía que no iba a ser corta, no sin antes dar un último Adiós a Alberto Zerain y Mariano Galvan que fallecieron este mismo día 24 de Junio en la arista del Mazeno en el Nanga Parbat, d.e.p.