Aviso:

M.R.M.S. no es una guía de senderos, es responsabilidad suya el realizar algo de lo aquí expuesto, si ese es su deseo, póngale sentido común e infórmese con todo detalle.

domingo, 12 de agosto de 2012

VELETA - MULHACEN

                     Hará aproximadamente 40 años, cuando mi profesor, Don José Sanchez Aguilar , dando clase de geografía nos enseñaba que el pico mas alto de la península Ibérica era el Mulhacen y yo con mi inquietud, como casi siempre me decía cuando podre estar allí, ahora hace apenas 3 días se cumplió mi sueño y pude saborear el haber visitado el techo de la península.


Este viaje a Sierra Nevada, llevaba fraguándose varias semanas, meses diría yo.
Hemos estado 3 días en Pradollano, mis hermanos Alberto y Eloy, mi cuñada Toñi y Ana por supuesto.
                      Ahora paso a narrar, el segundo día de aventura.


Nos levantamos sobre las 8 de la mañana, un autobús nos esperaba en el Albergue Universitario o también llamado Hoya de la Mora. Para información decir que cuesta 9 euros ida y vuelta o 5  euros ida o vuelta. El trayecto es desde el Albergue hasta las Posiciones del Veleta, el primero sale a las 8 el ultimo de vuelta a las 18:45 salen aproximadamente cada 90 minutos.


Nosotros habíamos sacado los billetes el día anterior, es bueno ser previsor. Una vez arriba, en las Posiciones, te deja muy cerca del Veleta, pero no tanto como parece en esta foto. Aquí en esta Sierra TODO SE MAGNIFICA, todo parece pequeño o corto pero solo lo parece, realmente todo esta mas lejos, todo es mas grande, todo es mas profundo y todo es mas duro de lo que parece.
                                El Veleta estaba ahora a casi 4 kms de distancia y un desnivel de cerca de 400 mts. Por cierto no daré alturas del Veleta y Mulhacen porque cada sitio dice una cosa yo siempre aprendí que eran 3371 y 3482 respectivamente, pero he visto para ambos de varias maneras en especial para el Veleta que dan hasta 3396 mts.


A mi se me hizo un pelin pesada la subida, pero sirvió para calentar. En esta imagen estamos en lo que un señor nos dijo que era un nido de ametralladoras, estábamos muy cerca del desvío que va hacia el Veleta, habíamos dejado atrás el camino que conduce al Mulhacen, pasando primero por el refugio de la Carihuela.


Esta instantánea es en el hito de el Veleta, había mas personas alrededor nuestra y he tenido que recortar la fotografía.
                        Las vistas tienen que ser extraordinarias, pero había algo de bruma y claro lo que se ve no te termina de satisfacer, pero para mi fue suficiente.


A Ana la pude fotografiar sola, es verdad que el sol daba poco juego para la fotografía.


Esta parece ser la foto preferida para mucha gente, a mi la verdad me da algo de respeto. Comento que desde esta cima se tiene muy buena panorámica sobre todo a el Mulhacen y el Alcazaba, mas cera el Cerro de los Machos, por supuesto vistas a Pradollano, Borreguiles que se están quedando mas abajo.


Ahora bajábamos directo hacia el refugio, olvidamos la pista de asfalto y zahorra que nos llevo a la cima.


Podríamos decir, que el refugio esta en lo que seria el puerto de montaña, la carretera que viene de Pradollano o las Posiciones del Veleta, te traen hasta aquí, si continuas la pista, empieza un descenso que te lleva a el Mulhacen.


Pues eso hicimos tomamos dirección hacia el pico mas alto de la península. En algunos tramos te encontrabas algo de nieve. Pero muy poca.


En esta imagen se ve perfectamente que vamos bajando, poco a poco, también se llanea. Todo esta desértico, poca flora y fauna. A esta altura vimos unas cabras a mano derecha que pareciera que hacían alpinismo, era increíble.


Aunque llevábamos un ritmo tranquilo, Ana se tomaba sus descansos, no muchos pero si alguno para reponer fuerzas. Detrás de ella se ve el Alcazaba y a derecha el Mulhacen.



Una mirada atrás para ver por donde venían Eloy y Toñi, que aunque menos acostumbrados a estas caminatas, también andan de lo suyo.


Modestia aparte que buena foto, al menos para mi, al fondo se ve Mulhacen, en el camino se ve a mano izquierda, el desvío para cortar subiendo y llegar antes al  refugio de la Caldera, y en primer plano la laguna grande del Río Seco.


Aunque árido, el paisaje es cautivador.


Tanto esta toma como la anterior son las cresta de Río Seco.


Alberto iba en cabeza, ya corto camino para llegar a Loma Pela, previo a el ultimo refugio.


Esta ultima subida aunque corta, era durisima, y ya empezábamos a acelerar la marcha, pues ya habíamos empleado 4 horas de ruta y aun quedaba mucho por delante, y el autobús no espera. De irse el autobús, aun nos quedaría unos 90 minutos mas que añadir a las 9 horas que ya empleamos esta jornada.


Aquí tomamos una determinación, Eloy y Toñi nos observarian  algo antes de volverse y Alberto, Ana y yo seguiríamos, yo tenia muy claro que quería subir, entiendo que solo una lesión o una causa de fuerza mayor me detendría. Y no es tan difícil lesionarse, aquí Ana pasa por uno de las zonas mas peligrosas, hay que ANDAR con mucho cuidado, lo importante es llegar ilesos.


Otros senderistas alrededor de la Caldera.


El refugio de la Caldera, a los pies de el Mulhacen, aprovechamos para comer algo y beber antes de la subida.


Se aprecian algo los caminos, Ana y yo tomamos el mas fácil, el de la izquierda, pasando cerca del collado. Alberto ya había subido en otra ocasión así que se quedo con la mochila mía grande y solo llevamos la pequeña de Ana.


Ahora nos disponíamos a subir, fuimos los últimos en subir y los últimos en bajar.


Yo tire fuerte al comienzo, pero llevaba el agua de Ana y de ningún modo  la dejaría sola, ella tenia las mismas ganas que yo de subir. Ahora se ve al fondo el Veleta, el Peñón de Los Machos, y abajo muy chiquitito el refugio.


Ana estaba inconmensurable, hace apenas dos años lo de hacer senderismo, era algo como muy... hoy ya sabe lo que es y lamentablemente a veces se sufre para poder disfrutar de estos paisajes y de estos caprichos.


Cuando llegamos a la cima había mas personas y subiendo nos encontramos con mas gente que bajaban, hable con todos y todos iban para el refugio de Poqueira allí les esperaba su autobús, yo les preguntaba por si me daría tiempo regresar a tiempo a las Posiciones del Veleta, pero nadie supo decirme seguro, todos lo veían muy complicado.


Pero eso ahora daba lo mismo, ya habíamos llegado a la cumbre y nuestro sueño se había realizado. Ahora que lo pienso...una vez baje y a medida que pasaban las horas, y se pasaba el cansancio, pasaban los días, voy disfrutando mas de lo logrado.


Lamentablemente, casi nunca me da tiempo de poder gozar, de disfrutar de recrearme en estos lugares emblemáticos. Siempre fotografías de rigor, gps, miradas aceleradas a uno y otro lugar y salir de vuelta corriendo. Hacemos las fotos y luego las vemos en casa allí en situ apenas da tiempo para nada.


Algún que otro pajaro, cabras, algun aguila y varias ruinas es lo que pudimos ver.



Por supuesto nos hicimos las fotos en el Hito y alguna que otra foto mas, en la medida de lo posible disfrutamos de las cimas cercanas que lográbamos otear. Desde allí tenia claro alguno, el Alcazaba, pero no tenia seguro el Vacares, la Atalaya o si a lo lejos se veía el Picón de Jeres.



Lo que si se veían eran muchas edificaciones ya derruidas,


Calentando o estirando, para la bajada, no quería sorpresas como en la Tiñosa.


Decían que eran águilas, que por allí no hay buitres.


Un gesto simbólico por mi parte, que buena ayuda cuando te los encuentras por caminos y no lo tienes claro.


Ya casi abajo, supercontentos, una hora en subir, media en bajar, lo que nos dijeron en el refugio.


Una vez salimos del refugio de nuevo donde repusimos algo de energía, salimos y mirada atrás, se ven muy bien los caminos que conducen a la cima, si el que yo cogí era el mas fácil no quiero saber como serán los otros.


Ya de vuelta nos volvimos por el mismo sitio, sino por el camino mas largo y aparentemente menos duro, no se yo que decir. Allí abajo se observa el refugio de Poqueira, que era por donde yo me estaba preparando la ruta, pero al final cambiamos de planes.


La verdad que el paisaje es espectacular.
Cuando llegamos al refugio después de la bajada dije tenemos dos hora y media para volver, ya comente que tomamos algo, nos preparamos para la vuelta y a correr que el Bus se va.


Este es el refugio de Villa Vientos, que muchos pasan por alto ya sea por las prisas de vuelta o porque cogen por el atajo.


Una cosa mas y muy importante, hacia fresco a ciertas horas o por lo menos no hacia una calor excesiva, pero, algunos inclusive yo que no me suelo quemar, he estado cerca de coger una insolación ademas de quemaduras. Nunca me habia sucedido haciendo senderismo, ademas no me hecho ningún tipo de crema, llevaba dos gorras que no use, y el clima me engaño.


Toda la vuelta fue una contrarreloj, Alberto se nos fue, es verdad que estaba mas descansado y yo le dije que se fuera, nos había esperado abajo y yo no quería que nos esperara mas, Ana y yo supimos regular aunque llegamos del refugio a las pociones en una hora y 50 minutos, era otro reto mas el llegar a tiempo.


Se puede observar que nos dio tiempo, pero solo por 5 o 10 minutos, el microbus llego puntual y a su hora salio para abajo sin esperar a nadie mas, eran las 6;45 hora de partir hacia el albergue universitario.


Otra gran ruta para el recuerdo.


Para otra ocasión Poqueira-Alcazaba. Seguro que si.