Aviso:

M.R.M.S. no es una guía de senderos, es responsabilidad suya el realizar algo de lo aquí expuesto, si ese es su deseo, póngale sentido común e infórmese con todo detalle.

sábado, 18 de julio de 2015

Trujillo


                La monumental e histórica ciudad de Trujillo, se encuentra en la provincia de Caceres, muy cerca a la capital del mismo nombre. Localidad de conquistadores, de fundación prehistórica que en tiempos de los romanos se llamaba Turgalium.
              Ana y yo paseamos sus calles hace poco mas de dos años y esto fue lo que vimos.

Iglesia de San Martin:

Levantada el siglo XVI sobre los restos de un templo anterior del siglo XIV, la parroquia de San Martín fue trazada por el maestro de cantería Sancho de Cabrera Solís. En el interior se conservan, entre otros bienes muebles, un magnífico órgano Barroco del siglo XVIII fabricado por Antonio de Larrea y Galarza, una talla de un crucificado del siglo XV, y la imagen románica (s. XIII) que los templarios tenían en su cercana ermita de Nuestra Señora de La Coronada. 

IGLESIA DE SAN MARTIN

Palacio de Los Pizarro o de La Conquista:

Levantado a partir de 1560 por el maestro de cantería Sancho de Cabrera, el palacio de La Conquista fue residencia de don Hernando Pizarro y Vargas y doña Francisca Pizarro Yupanqui, hermano e hija respectivamente del conquistador del Perú, Francisco Pizarro. Su gran balcón en rincón y esquina, a modo de poste, domina sendas fachadas. El escudo superior recupera la tipología del relieve historiado, narrando en unas pocas escenas uno de los episodios más relevantes de la historia de la humanidad: los barcos de Túmbez, las murallas de El Cuzco, Atahualpa y los caciques incas, etc. rememoran el papel de los Pizarro en la conquista del Imperio de los Incas. 

PALACIO DE LOS PIZARRO O DE LA CONQUISTA
Iglesia Santa María la Mayor:

Santa María fue la primera de las parroquias trujillanas y el edificio más suntuoso de la ciudad. Levantada la primera mitad del siglo XIII, conserva de aquella época la llamada torre Julia, un monumento de hechura románica La Cabecera hemipoligonal,  con absidiolas rectas de influencia cisterciense, se adosó a la citada torre ya el último tercio del siglo XIII Las naves son del siglo XIV y las bóvedas actuales, como el magnifico coro, del siglo XVI. En su interior se conserva el celebre retablo hispano-flamenco de Fernando Gallego y el Maestro Bartolome (hacia 1490).


IGLESIA SANTA MARÍA LA MAYOR

IGLESIA SANTA MARÍA LA MAYOR

La Alberca:

La Alberca es el monumento más original y desconocido del conjunto histórico trujillano. De origen romano para algunos —conserva sillares trabajados con  anatirosis—, una poza islámica para abrevar la cabaña ganadera para otros, lo cierto es que sus más de 14 metros de profundidad excavados en la roca viva le confieren un aspecto imponente, especialmente cuando está vacía. Una escalera de finales del: siglo XV facilitaba el acceso, la recogida de agua en época estival y su limpieza. En los alrededores se conservan todavía restos de una canalización que concluya sus aguas hasta los campos de San Lázaro y San Juan. 

Junto a la Alberca al lado de la escalera se encuentra una pila para que abreven las reces y caballerías.


LA ALBERCA DE TRUJILLO

PILA JUNTO A LA ALBERCA

Palacio de Los Orellanas:

Estas casas fueron fundadas por Pedro Suarez de Toledo, regidor de la ciudad y nieto de los Condes de Oropesa, y su esposa doña Juana de Aragon Piccolomini—deuda del Papa Pío II — hacia 1550. Su fachada principal con sendas galerías de arcaturas retoma un modelo característico de la edilicia civil castellana del Renacimiento, como las villae de Huermeces y Saldañuela en Burgos, de la Quinta de la Enjarada y Casillas en Cáceres. o los ayuntamientos de Ciudad Rodrigo, Ubeda y Plasencia.

La galería o lonja inferior. que daba protección a los comerciantes que cada jueves vendía en la plaza sus mercadurias, se forma a partir de arcos de medio punto enjarjadados, que apoyan sobre capiteles itálicos. La superior lo hace con arcos carpaneles, ornamentados, con platabandas renacentistas Una crestería con crochet gótico remata este conjunto hibridado y ecléctico. en que se funden soluciones góticas y renacentistas. 

PALACIO DE LOS ORELLANAS


Palacio de Juan Pizarro de Orellana:

Obra del siglo XVI, atribuida a los maestros de cantería Alonso y Francisco Becerra, que perteneció al primer corregidor de Cuzco y héroe de Cajamarca, don Juan Pizarro de Orellana. Se trata de un edificio renacentista levantado hacia 1541 sobre una estructura militar medieval. Destaca por su magnífico patio doblemente claustrado y decorado con zapatas y capiteles itálicos. 


PALACIO DE JUAN PIZARRO DE ORELLANA

DETALLE DE LA PUERTA DE ENTRADA AL PALACIO DE JUAN PIZARRO DE ORELLANA

Casa-Museo Pizarro: 

Aprovechando las ruinas de un edificio medieval (s.XV) perteneciente al afamado linaje de los Pizarro, en la década de los noventa  del pasado siglo, el Excmo. Duque de San Carlos, don Francisco Mayans y don Duarte Pinto Coello,  junto Con el Excmo. Ayuntamiento de Trujillo, recuperaron este edificio como casa museo. Su interior  recrea pues una escenografía de época, apoyada con distintos ámbitos y estancia   decorados con piezas y objetos de gran valor.



Nosotros entramos, la verdad que no fue gran cosa, al menos para mi.

CASA DE LOS PIZARRO


La Alcazaba:

La Alcazaba de Trujillo (de la que ya escribí algo hace tiempo) es junto a las de Merida (hacia el 835) y Gormaz (Soria) el conjunto militar en pie mas importante del periodo Omeya de la arquitectura hispanomusulmana. Levantada en algún  momento entre la novena y decima centuria, sigue fielmente el modelo de otras fortalezas orientales con una estructura regular jalonada de torres cuadrangulares mas elevadas que los lienzos y puertas en arco de herradura-- sin enjarjar. Una Albacara del periodo Omeya la rodea por el norte, así como una barrera exterior de época cristiana por el sur y una barbacana poligonal de época de los RR.CC. 

ALCAZABA DE TRUJILLO
PATIO INTERIOR DEL ALCAZABA
ALCAZABA
IGLESIA MAYOR Y CASA DE LOS PIZARRO  (PANORÁMICA)

Aljibe Hispano-Musulman:

Obra del periodo Omeya - Hacia el siglo X, esta arquitectura para el agua es el mejor testimonio de su género conservado en Extremadura; su tipología oriental configura un espacio de tres naves comunicado por arcaturas peraltadas y cubierto con bóvedas de cañón apuntado. Aun hoy son visibles  los restos de betunes y cales hidráulicas pigmentadas que garantizaban la estanqueidad del vaso. 

ALJIBE DEL ALCAZABA DE TRUJILLO

Casa de los Chaves-Calderon-Mendoza:

Al abrigo de la muralla y sus casas-fuertes, en pleno corazón de la villa se alzan todavía una suerte de residencias civiles medievales de la nobleza trujillana. Estas casas solariegas fueron frecuentemente reformadas durante el siglo XVI, incorporando entonces a su interiores y fachadas,  nuevas galerías, pequeños claustros, ventanas y balcones de esquina de ornato y sintaxis renacentista. El balcón de esquina de esta casa fue trazado por el arquitecto trujillano Francisco Becerra hacia 1570. 


CASA DE LOS CHAVES-CALDERÓN-MENDOZA

Iglesia de Santo Domingo:

Una de las parroquias extramuros que tuvo Trujillo hasta el siglo XIX. Fue  levantada a mediados del siglo XV, época a la que pertenece la nave, cubierta con, arcos diafragma. A mediados del siglo XVI, el arquitecto Francisco Becerra levanta la nueva cabecera y la sacristía, en cuyo interior se conserva uno de los conjuntos esgrafiados más importantes de Extremadura. 

IGLESIA DE SANTO DOMINGO

Palacio de los Carvajal-Vargas, Duques de San Carlos:

Erigido apenas unos años antes que su igual de La Conquista, el palacio de San Carlos es la más monumental de las residencias civiles extremeñas del Renacimiento. A este estilo corresponden sus fachadas, su extraordinario balcón de esquina, y sus célebres chimeneas, extraídas de los tratados de arquitectura de C. Caesarino Y S. Serlio. El patio interior y su famosa escalera adulcida en cercha son obra del cantero Andrés de Viera (hacia 1650), que trazó el jerónimo guadalupano Fray Gabriel de Toledo, tomando referencias de los tratados de J. Vignola y A. de Vandelvira. 


PALACIO DE LOS CARVAJAL-VARGAS

Convento de Franciscanos Alcantarinos:

Ruinas del antiguo cenobio de Franciscano Alcantarinos, levantado en el siglo XVII.

RUINA DEL CONVENTO DE FRANCISCANOS

Plaza Mayor y estatua equestre de Pizarro:

Estatua ecuestre de Francisco Pizarro en la plaza mayor de Trujillo, junto a la iglesia de San Martin. Comentar que al igual que esta estatua, hay dos mas gemelas en America... una en Buffalo y la otra en Lima.



Francisco de Orellana:

Ademas de Pizarro, tambien Francisco de Orellana nació en Trujillo, (algunos historiadores dicen que eran primos). Reconstruyo y repobló la ciudad de Guayaquil donde tiene otro Busto, falleció en el río Amamzonas a la edad de 35 años.


FRANCISCO DE ORELLANA

Iglesia de Santiago:

La iglesia de Santiago fue la primera en construirse en Trujillo y al día de hoy cumple funciones de museo municipal . Se construyó en el siglo XIII  sobre una antigua ermita románica. 


IGLESIA DE SANTIAGO

Convento de Dominicas de San Miguel:

La orden de Santo Domingo estuvo vinculada a Extremadura desde los tiempos del Cardenal Juan de Carvajal , obispo de Plasencia. En Trujillo, ciudad natal del prelado placentino, y bajo patrocinio de Enrique IV e Isabel I, se fundaron dos casas de la orden de predicadores: una de monjas, bajo la advocación de Santa Isabel y San Miguel; otra de frailes, dedicada a la Encarnación. 





         Por fin me he decidí a hablar de Trujillo, una entrada que durante mucho tiempo he temido meterle el diente. He de decir que tengo ganas de visitarla de nuevo ( y lo haré seguro), tiene mucho que ver y es una ciudad monumental. Quiero ir terminando pero he de aconsejar una pagina que es turismotrujillo.com, que nos da una información muy detallada de lo que alli podemos ver,
                         Me hablaron muy bien de Trujillo, además yo tenia especial interés en ver su Castillo-Alcazaba, pero tengo la sensación que a veces me sucede que cuando me hablan muy bien de algo luego no lo disfruto igual ó mis expectativas luego no se cumplen al cien por cien, algo parecido me sucedió con La Alberca, pero en ambos caso se que la culpa fue mía, ya sea por cansancio, o acumulación de visitas. (Son viajes largos e intensos) 
                  En fin para resumir, Trujillo me encanto cuando lo vi, aunque esperaba mas... pero he de volver con mas tiempo y disfrutar de su calles, muros y piedras, de su gente y de su Historia.                    Espero que  las fotos que he dejado con alguna que otra explicación sacadas de allí mismo sirvan para hacernos una idea de lo que nos espera en Trujillo.


                      

               Esto es todo, nada mas por hoy.